28/03/2007

Uno de los procesos más importantes en la vida:

Llego, saludo, me siento y pido por favor… una cerveza fría, bien fría, que este bajo cero, la sirvo en una jarra, glup, glup, glup, ahhhhhh, que rica. Otra mas por que la primera es para la sed y las segundas son para hablar. Ojala uno conozca al bar tender ya que el ritual debe realizarse en la barra, de paso se aprovecha para pedir toda la música, así sea que se la coloquen por fastidioso, pero se la terminan colocando.

Es un placer disfrutar mas de 5 mil años de origen, un solo bocado de cerveza dentro de la boca, solo soltarlo, tragarlo para que con su frió recorra nuestras entrañas enviando satisfacción, refresco de Dioses, su amargura es característica de un fuerte sabor pero no incomodo, que termina por deleitar al mas ingenuo o abstemio para con alcohol.

No es sinónimo de alcoholismo, aunque se vea así, una cerveza trae amigos y amigas, ahoga penas, promueve crímenes pasionales, determina relaciones, una cerveza es mas que una sola bebida de borrachos, es mucho mas.

2 comentarios:

FLACO dijo...

Ahhhh pero si ese ritual le agregamos un delicioso cigarro ni hablar que sabrosera!

Definitivamente es un proceso que se merece las mejores compañías y las mejores conversaciones, todo esto acompañado de buena música no hay otra cosa que pedirle a la vida.

Anónimo dijo...

Definitivamente primo tiene la razon, no se por que catalogan esto como alcoholismo, si en la novelas y peliculas lo hacen pero en estas son negocios, pero veanlo a uno en un bar en el restrepo y vera como lo llaman, definitavamente, ignorancia yo lo llamaria, saludos